Entradas

Eramos dos cometas condenados a estrellarnos. Nos acercábamos a tanta velocidad que apenas nos dimos cuenta de que poco a poco estábamos llegando a nuestro fin.
Todos decían que eramos como el día y la noche, que eramos los dos polos opuestos de un imán que nos empujaba tan fuerte uno contra el otro que dolía, que eramos tan diferentes que parecíamos iguales.
Eramos de esas historias que parecen imposibles, esas de amores que nunca sucedieron, que quisieron ser pero no lo lograron. Que a veces volaban tan alto que no veían lo lejos que estaban del suelo y lo doloroso de la caída que seguiría. De esas historias que se cuentan en los libros, o que se plasman en películas o en una simple fotografía. Todos envidiaban lo que eramos, pero nadie sabía la realidad que existía detrás de todo, y a decir verdad, creo que ni siquiera tú te hacías una ínfima idea de lo que estaba sucediendo. Tú que simplemente te dejabas llevar, te dejabas querer, sin reparar en el resto del mundo y en lo cercano …
La fotografía es crear arte a partir de un simple click en tu cámara. Lograr transmitir sensaciones que inunden a quien disfrute de tus imágenes. Emocionar con una fotografía que inspira nostalgia, reír hasta llorar por aquella imagen de una noche interminable que se fue de las manos, o derramar mil y una lágrimas de felicidad y añoranza al volver a ver aquel vídeo de aquella infancia feliz, que apenas recuerdas, y que gracias a una simple instantánea o un simple vídeo te llevan de vuelta pulsando un simple botón. "PLAY".
La fotografía es mostrar al mundo una perspectiva diferente de lo que nos rodea, enseñar hasta al más mínimo detalle, de esos pequeños que normalmente pasan tan desapercibidos y que en el fondo son los que de verdad hacen que los días cuenten. Es mostrarte a ti mismo, sacar tu alma fuera de tu cuerpo y plasmarlo en una fotografía.
La fotografía es ir andando por la calle y detenerte a cada paso a fijarte en la belleza de los edificios, en el ir y venir de l…
Deberíamos empezar a aprender a dejar ir aquello que ya no quiere estar pero, ¿cómo dejas ir algo que quieres tanto? Mucha gente dice que el mayor gesto de amor que una persona puede hacer hacia aquella persona que quiere es desaparecer de su vida, simplemente irse.
Pero al final del día, simplemente somos personas que sienten, que quieren, y que por mucho que intenten no pueden ni quieren dejar ir aquello que les hace feliz. Todo el mundo busca ser feliz en esta vida, y si alguien te hace más feliz por qué renunciar a eso.
La teoría siempre es muy fácil de digerir, aprender cómo funciona pero es que la práctica se complica, te ves envuelto en una encrucijada de qué hacer, si lo que la cabeza te dice, o en cambio, seguir lo que dicta tu corazón.
Si decides ignorar lo que dice tu corazón para desaparecer de la vida de alguien por su felicidad o bienestar y seguir a tu cabeza, no va a ser fácil, te lo aseguro. Pasarás días mejores y peores, pero al fin y al cabo, cuando pase el tiempo y…
Deja de mirar continuamente el pasado, por mucho que lo intentes nada podrá ser cambiado pues lo hecho, hecho está.
Aprende a avanzar, de mirar hacia delante y empezar a caminar con paso firme hacia nuestros objetivos. Es tiempo de luchar por lo que queremos, de no darse por vencido y de no detenerse para rendirse a la primera embestida que nos de la vida.
Sigue tu camino, y no te preocupes por tu pasado o por tu futuro, el pasado no se puede cambiar y los problemas que surjan de él si tienen solución no has de preocuparte por ellos, con tiempo se solucionarán, y si no tienen solución no has de preocuparte solo seguir hacia delante;y en cuanto a tu futuro, deja de pensar en él tanto, no lo des demasiadas vueltas. Es bueno tener un objetivo, una meta a la que deseamos llegar, pero nadie sabe que te depara la vida dos pasos más allá, por ello vive el presente, el ahora, exprime cada instante de la vida, y mañana ya se verá.

2016 Memories nearly completed

Cada vez está más cerca el fin de este año, de este 2016 marcado por el aprendizaje y el crecimiento personal y en todos aquellos aspectos que una persona es capaz de desarrollarse.
En esta época del año toca hacer la ya más que tradicional reflexión de lo vivido, de echar el tiempo atrás y volver a aquel 1 de enero que comenzó un poco tambaleante y sin mucha sujeción, sin un horizonte claro al que me quisiese dirigir sino un camino lleno de bifurcaciones que me llevarían poco a poco a conocerme un poco más a mí misma.
Ha sido una continua montaña rusa de emociones las que he vivido este año, de en un instante sentirme en la cima del mundo y al segundo siguiente sentirme en el más profundo de los pozos. De tropezar sobre la misma piedra pensando que todo al final cambiaría, de hacer oídos sordos de consejos por guiarme por mi corazón aún sabiendo que acabaría herida.
Un viaje breve, intenso, lleno de nuevas experiencias, de viajar sola, de encontrarme, de ayudarme.
Ha sido una primer…

New adventures coming soon

Hola pequeños piltrafillas del mundo en general, hoy no traigo nada que me salga de dentro para mostrar sino que os traigo un nuevo blog de moda, maquillaje, lifestyle... que está comenzando pero el cual tiene muy buena pinta además de brillar por su constancia.
Os espero al otro lado de la pantalla en: http://attitudekillsfashion.blogspot.com.es/
Hay ocasiones en las que ni tú mismo puedes describir como te sientes, días en los que el más mínimo detalle puede hacer que tu día se convierta en un día que desearías acabase pronto, días en los que no sabes exactamente qué ocurre pero sabes que algo anda mal.
Días en que solamente deseas estar solo, huir lejos y desconectar, en los que te sientes sobrepasado por todo y por todos.
No siempre todo es del color de rosa, no siempre la gente tiene una sonrisa en la cara, somos personas, somos humanos, todos tenemos días malos en que no queremos saber nada de nadie y que todo nos afecta sobremanera.
Ojalá no tuviésemos que vivir días en los que te sientes de más, o de menos, pero es que la vida es así, no tienes nada que hacer contra ello, solo puedes aprender a bailar la vida y dejar que las cosas fluyan, pues poco a poco todo acaba volviendo a su lugar como cuando tiras de un chicle intentando romperlo pero vuelve a su posición inicial.