Soñar que vuelas tan alto que crees poder alcanzar las estrellas, que logras acariciar levemente las nubes mientras observas todo alejarse desde las alturas. Vuelas tan alto que todo el mundo se pregunta cómo lo consigues, tanto que ni la ciencia logra encontrarle explicación.
Sigues volando, y cuando te detienes y miras hacia abajo, te encuentras con la soledad pero también te encuentras con la única compañía de tú y tú misma, y nadie más. Y justo en ese instante, en el que observas todo desde la distancia comprendes, comprendes que después de mucho tiempo buscándote, después de mucho tiempo estando perdida al fin consigues encontrarte, descubrir a dónde perteneces y con quién.
Muchas veces no nos damos cuenta, pero hay ocasiones en las que para poder encontrarse a uno mismo y darse cuenta de lo que realmente quiere de su vida, ha de perderse mucho antes, alejarse y olvidarse de todo para poder continuar tu camino hacia delante.
Y de repente, sin explicación alguna vuelves a la realidad, descendiendo desde las alturas sin control para darte de bruces con una realidad de la cual ahora eres dueña, y es que ahora decides vivir la realidad, pero no cualquier realidad sino tu realidad.

Comentarios

  1. Da gusto ver como escribes y que razón tiene en todo lo que dices. Te voi a empezar a cotillear el blog mas de vez en cuando que esta muy interesante :)
    De todo lo que has dicho me quedo con esto:
    "Muchas veces no nos damos cuenta, pero hay ocasiones en las que para poder encontrarse a uno mismo y darse cuenta de lo que realmente quiere de su vida, ha de perderse mucho antes, alejarse y olvidarse de todo para poder continuar tu camino hacia delante."

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Espero vuestra opinión y que os guste. Gracias por visitarme :)

Entradas populares de este blog

Serendipity