Deja de mirar continuamente el pasado, por mucho que lo intentes nada podrá ser cambiado pues lo hecho, hecho está.
Aprende a avanzar, de mirar hacia delante y empezar a caminar con paso firme hacia nuestros objetivos. Es tiempo de luchar por lo que queremos, de no darse por vencido y de no detenerse para rendirse a la primera embestida que nos de la vida.
Sigue tu camino, y no te preocupes por tu pasado o por tu futuro, el pasado no se puede cambiar y los problemas que surjan de él si tienen solución no has de preocuparte por ellos, con tiempo se solucionarán, y si no tienen solución no has de preocuparte solo seguir hacia delante;y en cuanto a tu futuro, deja de pensar en él tanto, no lo des demasiadas vueltas. Es bueno tener un objetivo, una meta a la que deseamos llegar, pero nadie sabe que te depara la vida dos pasos más allá, por ello vive el presente, el ahora, exprime cada instante de la vida, y mañana ya se verá.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Serendipity