Adiós medias tintas

Y vivamos de extremos, que los términos medios y las medias tintas ni nos sirven ni nos agradan. Nunca he sido de aquellas personas a las que no les vale con una amistad a medio fuelle, de un amor con medias tintas, de un trabajo cutre o medio. Siempre he dicho que los medios no han sido lo mío, siempre he preferido dar lo máximo de mí y lo que suele pasar en estos casos es que al final quedas al mínimo de combustible para continuar pero solo es cuestión de rellenar el depósito y volver a rodar como el primer día.
Muchos dirán que los extremos nunca fueron buenos, pero, si no fuese por los extremos ¿cómo sería tu vida? ¿no seria algo triste y aburrida, algo monótona quizá? En cambio, quizá viviendo de extremos y dando todo lo que tenemos y podemos consigamos ser la mejor versión de nosotros mismos y alcanzar lugares que nunca antes habíamos siquiera imaginado.
Haz lo que te apasione, da todo de ti y nunca dejes de creer que lo peor se va a quedar y nunca se va a ir...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Serendipity