Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015
A ti, que te conocí apenas unos meses atrás. A ti, que en tan poco tiempo te convertiste en tanto.
Nuestra relación comenzó siendo un poco complicada, ¿no?. Poco a poco, nos fuimos conociendo y, acabamos viendo muchas peculiaridades comunes que nos hicieron unirnos aun más. Pasamos poco tiempo juntos pero fue el suficiente para llegar a conseguir una confianza absoluta entre ambos y que nos convirtiésemos en alguien muy importante en la vida del otro.
Igual que todo empieza, todo termina llegando a su fin. Al cabo de unos meses, pusimos fin a esa relación, sin una razón concreta o aparente al menos. Pero, ¿quién determina que una vez acabada esa relación , esa persona ha de desaparecer de tu vida? Nadie.
Decidimos seguir en contacto, pero no con el típico trato de cordialidad, sino estando el uno al lado del otro todos los días, apoyándonos, animándonos, queriéndonos...
Si dos personas necesitan la una de la otra, si necesitan estar juntas a pesar de todo, esas personas deberán perman…
Si quieres a alguien de verdad, no hay dudas posibles, no hay indecisión, puesto que cuando quieres alguien de verdad es porque tiene todo eso que te encanta y que quieres en una persona, para ti es perfecta y completa. Pero cuando ocurre que dudas, y tienes que buscar fuera algo, es porque en verdad hay algo de esa persona que no te llena, que no te da lo que necesitas y en ese momento debes darte cuenta que no la has querido, porque estás buscando algo distinto porque lo que tenías ya no te gusta de la forma que solía hacerlo. Cuando llega ese momento, y dejas todo atrás por la novedad que aparece en tu vida, debes pensar que si dejas algo que tantos años tuviste por algo que no sabes como acabará o donde te llevará será porque tanto no querías a la otra persona, y esa determinación en la relación debía tomarse. Ahora bien, cuando eres cambiante como la luna e inconstante, puede que la situación se vuelva a repetir, y te canses de una novedad que dio todo creyendo palabras que no de…
Durante este 2015 aprendí que las cosas no van a cambiar a menos que tu realices ese cambio, y que, a menos que cambies tu pensamiento todo lo que hasta ahora no te gusta en tu vida no sufrirá apenas un mínimo movimiento. Aprendí, que mucha gente son como las estrellas fugaces que aparecen de repente alegrándote pero que se esfuman igual de rápido que llegaron, pero que en vez de deseos te dejan lecciones. Aprendí, que no todo el mundo va a actuar de la misma forma que tu actúes, por ello, es mejor no hacerse ilusiones y dar muchas expectativas a alguien que no lo hará. Aprendí que no puedes empezar un nuevo capítulo en tu vida, sino cierras el anterior, pues este seguirá intentando tener más protagonismo del que tuvo y acaparar mayor parte de tu libro, y ahí es donde tu debes decidir que importancia dar a cada persona. Aprendí que no todas las buenas caras son buenas en absoluto, que muchas de ellas esconden personas que lo único que quieren es hacerte sufrir y que caigas al suelo, p…
Imagen
Todo pasa por alguna razón en la vida. Si se cierran puertas a cada paso que des, ya se abrirán miles de ventanas con cada brisa de aire nuevo que llegue a tu vida. Si pierdes algún tren, ya vendrán otros que el destino traerá a tu estación. Si te caes y te equivocas, ya te levantarás y aprenderás del error haciéndote más fuerte. Si alguien se va de tu vida, ya vendrán otros mejores que ocupen ese lugar y te hagan olvidar.
Pero sobre todo, si algo se tuerce ya se encaminará hacia donde debe ir. Porque sin un poco de lluvia no hay un arco iris y sin un poco de tormenta no hay una esperada calma y un sol que brille más.

...

Todo en la vida tiene su razón, su significado, su por qué aunque en algunos momentos no los puedas encontrar en el fondo se encuentran ahí, justo delante de ti. Y es que, a veces no te das cuenta de lo bueno que tienes alrededor por perder el tiempo pensando en la parte negativa.
Llega el momento en el que te das cuenta que aunque no todo el mundo vaya a estar siempre ahí como prometieron en algún momento de sus vidas, siempre va a haber alguien a tu lado que te apoye, y te ayude en tus momentos de debilidad, y es que de eso se trata la amistad. Porque en los buenos momentos es muy fácil estar al lado de alguien disfrutándolos, pero donde se nota de verdad quien siempre estará ahí es en los malos momentos, en esos que sientes que no puedes más y mandarías todo a la mierda, esos momentos en los que todo te satura pero llega esa persona que sabe hacerte reflexionar sobre todo y darte cuenta de lo afortunada que eres de tener lo que tienes a tu alrededor, aunque no sepas darte cuenta.

Balance

Noche cerrada y lluviosa de un día cualquiera de un raro diciembre, en el que el frío que te encoge aun no ha llegado para quedarse pero la lluvia y la humedad de la ciudad cala en lo más hondo de tu ser. Me encontraba a una hora cualquiera, escuchando los típicos villancicos que se comienzan a escuchar a lo lejos en radios o a los anuncios navideños que empiezan a hacerse un huequecito en nuestras televisiones o mismamente cualquier canción navideña mítica que todo el mundo termina escuchando por estas fechas y que cuando suenan acabas dándolo todo como el que más, cuando me dio por ponerme a pensar, y sí, llegó ese momento del año en el que me gusta hacer un balance, aun no habiendo acabado el año es cierto, de todo lo acontecido a lo largo de este 2015 de cambios en cuanto a todo que repetiría una y mil veces. Durante este año he aprendido grandes lecciones como por ejemplo disfrutar de mi vida y de mis errores, que para ello me servirán a mi para crecer como persona y mejorar; he …

Reflexiones sueltas

¿Por qué siempre suele pasar que cuando te encuentras en el mejor momento de tu vida después de una mala racha de pronto todo se desvanece?
Por qué cuando dos personas se quieren el uno al otro, no pueden estar juntos, por cualesquiera que sean las razones que lleven a ello. Por qué a veces todo tiende a ser tan complicado cuando podría ser lo más simple del mundo...
En los momentos finales de algo, del año, de una relación, de una amistad, siempre se hace balance sobre los buenos momentos, los grandes recuerdos, y también aquellos malos momentos que tiñen de negro el capítulo que te tocó vivir. Mucha gente, después de todo, siempre se queda con una ligera duda en la cabeza de "y si...", qué hubiese pasado si se hubiesen hecho distintas las cosas, qué hubiese sucedido si nos hubiésemos tirado por el precipicio sin pensarlo, simplemente viviendo el momento y dejándonos llevar, qué podrá pasar en el futuro si el destino o llámalo "X" nos juntase de nuevo...
Todas esa…